Manualidades con material reciclado para niños

seguir leyendo

Manualidades recicladas: 1000 cosas para hacer con una chapa

Manualidades: Pulsera con material reciclada

Me encanta llevar pulseras! pulsera diferentes y cómo tambien me gusta a hacer manualidades, empecé a buscar como hacermelas yo, las he hecho de muchos tipos, primero de hilo  (pronto haré un video) y las últimas que he estado haciendo ha sido con material reciclado: con las chapas de las latas, són bastante fáciles de hacer, la única dificultad es recopilar las chapas, porque en mi casa no se bebe mucho en lata, somos más de botellas de plástico, pero he tenido las suerte, que mi super-mama me haya conseguido chapas, ha movilizado a todas sus amigas y en unas pocas semanas recopilamos una buena bolsa de chapas, tu puedes hacer lo mismo: pedir a tus amigos, familiares.. etc. que te guarden la chapita que tienen muchas latas de refresco. seguir leyendo

Manualidades para niños con naranjas

Manualidades con naranjas (II)

Seguimos con la serie de tutoriales para aprovechar las naranjas haciendo unas manualidades fáciles y ecológicas.  Esta vez vamos a decorar nuestra casa o hacer un bonito regalo con las cáscara. ¿qué necesitamos?
  • naranjas
  • cuchillos
  • recipiente de cristal
  • otras hojas secas
  • un palillo chino o un lápiz

Elegiremos unas naranjas con la piel gruesa. Tenemos que pelar la piel entera, es un poco difícil, pero si nos concentramos con atención lo lograremos. Cuando hayamos conseguido la piel de una sola pieza, le quitamos todo lo blanco que tenga. Dejamos secar la naranja dos o tres días, pero tenemos que ir mirando como están, porque no tienen que secarse demasiado. Yo las dejo colgadas con una pinza de papel, en la cocina.  Cuando no esté muy seca, enrollamos la piel de la cáscara alrededor del palillo, de esta forma la piel se secará adquiriendo una forma redondeada. La dejamos dos dias más y ya estará lista para hacer nuestro centro de mesa. Colocamos las naranjas en el recipiente y decoramos con otras plantas secas, a mi me gusta mucho el laurel seco, pero puedes aprovechar y dar un paseo por el bosque y recoger ramas secas. La decoración del centro es cuestión de gusto, pero no hace falta tener mucha gracia para que te quede un bonito centro de mesa.