Cómo conseguir que tus hijos odien la lectura

Tienes un deseo o motivación, realizas una acción, obtienes una recompensa, si repites esta rutina suficientes veces, estarás creando un hábito, porque cada vez que realizamos  una acción por la que obtenemos una recompensa, nuestro cerebro, que es "ahorrador por naturaleza"  convertirá esta rutina en una acto automático, simplemente para ahorrar recursos.

seguir leyendo