Cómo conseguir que tus hijos odien la lectura

Tienes un deseo o motivación, realizas una acción, obtienes una recompensa, si repites esta rutina suficientes veces, estarás creando un hábito, porque cada vez que realizamos  una acción por la que obtenemos una recompensa, nuestro cerebro, que es "ahorrador por naturaleza"  convertirá esta rutina en una acto automático, simplemente para ahorrar recursos.

new-piktochart_25565968

En psicología un hábito es cualquier acción repetida regularmente, que se convierte en rutina, así, sin pensar y sin esfuerzo, creamos un hábito, pudiendo ser negativos o positivos.

Seguro que te has planteado muchas veces ser menos sedentario, dejar de fumar, comer más sano, no ver tanta telebasura.  Has querido cambiar un mal hábito por un buen hábito.

Un estudio sobre la adquisición de hábitos realizado por Phillippa Lally  de la University College de Londres  concluye que la mayoría de personas necesitan entre 18 y 254 días para crear un hábito, aunque una gran mayoria  lo consiguen a los 66 días.

Si eres capaz de repetir una acción un número determinado de veces, lo acabarás convirtiendo en una actividad automática que no ya no te requerirá un esfuerzo extra.

 

Cómo conseguir que tus hijos odien la lectura

Por lo tanto para hacer que tu hijo  convierta la lectura en un hábito tiene que tener una motivación para leer y  obtener una recompensa de la lectura.  Aquí es donde los padres y educadores desarrollamos un papel motivador, convirtiendo la lectura en algo divertido y no una actividad aburrida y pesada. Cuando hablamos de recompensa, no estoy diciendo que le demos un premio por leer, convertiriamos la lectura en una mera transacción económica.

Vamos a suponer que decides que tu hijo lea cada día y para eso has decidido arrancarle el móvil de las manos y cambiarselo por un libro. Es un ejemplo un poco extremo, pero es lo que hacemos muchas veces.  Si le obligas a leer, la relación que establecerá con la lectura no será precisamente de amor.  La lectura se habrá convertido en un cástigo.

¿Cómo podemos hacer de la lectura un hábito?

 

Educar con el ejemplo no es una manera de educar, es la única.

Albert Einstein

 

  • El ambiente de casa es muy importante, si tu hijo no te ha visto nunca coger un libro, difícilmente le podrás transmitir el amor por la lectura, no olvides que a los niños les encanta imitarnos.
  • Introducirles en los libros desde que son bebes es una buena manera de empezar, leerles un cuento adaptada a su edad antes de ir a dormir les hará descansar mejor.
  • Escoger una tarde para compartir un rato de lectura, toda la familia juntos, cada uno en su lectura, los niños lo vivirán como un momento especial, que les tranquilizara.
  • Seguro que tienes una biblioteca cerca de casa, igual que salís al parque, programa una tarde a la semana para ir a la biblioteca y deja que tu hijo escoja su lectura, no le obligues a escoger los libros que a ti te gustan.
  • Cuando tu hijo vea una película que le haya gustado mucho y esté basada en un libro, invitale a que lea el libro, descubrirá nuevas tramas y seguro que se engancha. A mi hijo le encantó la primera pelicula de Harry Potter, fuimos a la biblioteca y le enseñé el libro, a partir de aquel momento empezó a leer asiduamente.
  • Para su cumpleaños, para los reyes regálale siempre un libro, aunque al principio no lo lea, los tendrá a mano por si algún día se decide...

Pero, por qué es tan importante leer:

  • alimenta la creatividad,
  • aumenta la comprensión,
  • amplia el vocabulario,
  • mejora la escritura,
  • favorece la concentración,
  • reduce el estrés,
  • potencia la empatia,
  • ayuda a coger el sueño y
  • pasamos un buen rato.
Si tienes la suerte que a tu hijo le encanta leer, muchas felicidades, pero si no acaba de enamorarse, no lo fuerces, sigue estos consejos y seguro que poco a poco irá "enganchandose".       libros infantiles