La ratita presumida

El cuento de la ratita presumida

   

En un bonito pueblo había una ratita que tenía fama por ser muy limpia y hacendosa. Un dia estaba la ratita limpiando la puerta de su casa, y se encontró una moneda de oro en el suelo.

-¡Qué suerte, si es una moneda de oro!. Bajaré al pueblo a casa del señor cerdo y y me compraré una cinta de seda para hacerme un lazo.

Y aquella misma tarde la ratita bajó al pueblo y se compró un gran lazo para su bonita carita. seguir leyendo