Pensamiento creativo

Cuando era pequeña, a mi madre se le quedó enganchado un jersey dentro de la lavadora, entre el bombo y el aparato. No había manera de sacarlo. Mi madre estaba contrariada, se quedaba sin lavadora  y con tres niños pequeños. Desde mi mente infantil quisé ayudar a mi madre, así que me puse a trastear con la lavadora, sin que ella se diera cuenta.  Era una lavadora de carga superior que tenia una la puerta grande para meter la ropa y una puerta de seguridad.  De repente: Eureka: Se me ocurrió abrir las dos puertas a la vez, podría meter la mano e  ir tirando del jersey. Mi idea tuvo éxito mi madre pudo sacar el jersey. Aquella idea se basó en lo que Edward de Bono definía como pensamiento creativo.

Pero ¿qué es el pensamiento lateral o creativo?

El psicólogo Edward de Bono definió pensamiento lateral para referirse a la posibilidad de cambiar, en cualquier momento la perspectiva desde la cual analizamos y buscamos solución a los problemas Tendemos a ver la resolución de un problema de una sola manera, cuando por el contrario suela haber más de una manera de resolverlos. Es cuestión de romper los esquemes preestablecidos que tenemos. En el caso de la lavadora, probablemente el técnico hubiera desmontado media lavadora para sacar el jersey. Recuerdo que cuando se me ocurrió abrir las dos ventanas, sentí en mi interior un EUREKA. Resolver el problema con el pensamiento lateral es decir ¡Eureka! Nuestra forma habitual de razonar se basa en el pensamiento lógico o vertical, que se basa en la secuencia lógica de ideas, de un paso vamos al siguiente, excluimos lo que no tiene que ver con el tema, llegamos a una solución comparándola con nuestras experiencia previa, y si no coincide rechazamos la solución. Para funcionar con el pensamiento creativo debemos dejar de lado nuestras limitaciones y nuestra lógica, no dando por supuesto que a priori la solución no se adecua con nuestra experiencia.

Pensamiento creativo

Ken Robinson entregó un clip a un grupo de niños de primaria y de secundaria, preguntándoles que podían hacer con el. Los niños de primaria fueron más creativos que los de secundaria. La formación actual potencia la inteligencia lógica en detrimento de la lateral

La formación escolar tradicional tiende al desarrollo parcial de nuestra capacidad mental,  favorece y trabaja  sólo el desarrollo del hemisferio izquierdo que tiene que ver con nuestro comportamiento  y no trabaja demasiado el hermisferio derecho que tiene que ver con la creatividad, la intuición y la audacia.

El pensamiento lateral puede desarrollarse, utilizando algunas técnicas, aunque no quiero decir que hay que descartar el pensamiento lógico, ambos se complementan.

Existen varias  técnicas para desarrollar nuestro pensamiento lateral ante un problema, por ejemplo las mapas mentales.

Mapas mentales:  se basan en dos principios, la imaginación y la asociación. Partimos de una idea central, de ella surgirán bifurcaciones, que nos llevarán a otras : Un mapa mental crece dinámicamente desde dentro hacia fuera.

¿cómo crearemos nuestro mapa mental?

Ponemos en el centro de una hoja una palabra que resuma nuestro problema, dibujamos una imagen que represente el tema, la imagen ayuda a nuestra mente a buscar nuevos estímulos, mientras dibujamos estimulamos a nuestra mente). Ahora añadiremos ramas a nuestro dibujo central, es muy importante no limitarse con nuestras ideas preconcebidas, podemos añadir nuevos conceptos y nuevas ramas que se retroalimentarán estimulándose mutuamente. Cada nueva rama tendrá una sola palabra, para no poner limites a nuestra creatividad. Usemos colores e imágenes para estimular la imaginación.

Aquí os dejó un acertijo para resolver con inteligencia lateral:

Une los números iguales con una línea sin pisar las líneas

mates_00000

SOLUCIÓN

Solucion pensamiento lateral

Solución acertijo pensamiento lateral:

mates_00000

Los niños y el comportamiento violento

Niños y violencia

El comportamiento violento en un niño siempre debe tenerse en cuenta, nunca debemos dejarlo pasar, pensado que es una fase que pasará sola. Un acto violento siempre esconde algún problema y debemos descubrirlo y resolverlo. Los padres y los maestros debemos no minimizar estas conductas.

Exite una amplia gama de comportamientos violentos: rabietas p explosiones de genio, agresión física, amenazas, intentos de herir a los demás, crueldad hacia los animales, vandalismo, ...

 

¿Qué tenemos que hacer si nuestros hijos manifiestan conductas violentas?

Ante todo debemos observar si nuestros hijos han sufrido o están expuestos a:

  • Comportamiento agresivo por parte de adultos u otros niños.
  • Están siendo víctimas de abusos sexuales.
  • Están viviendo un divorcio o una separación traumátic
  • Están viviendo una situación social de pobreza, no comprendida.
  • Ven demasiada televisón con contenido violento.
  • Juegos interactivo con contenido violento.
  • Consumen drogas o alcohol.
Es indispensable que la familia y la escuela  trabajemos  conjuntamente .Un psicólogo infantil nos ayudará a analizar y reconducir el comportamiento de nuestro hijo. Los objetivos del tratamiento típicamente se enfocan en ayudar al niño a:
  • aprender a controlar su  cólera
  • expresar la ira y la frustración de manera apropiada
  • ser responsable de sus acciones aceptando  las consecuencias.
Por otro lado debemos dirigir  los esfuerzos a reducir dramáticamente la exposición del niño a la violencia en los medios de difusión, en los juegos, en el hogar y en la sociedad.