¿Cómo se aprenden los colores?

A partir de los 18 meses nuestros hijos empiezan a diferenciar los colores, también reconocen las formas, los tamaños y la texturas. En general a los tres años ya reconocen y nombran los colores principales. Ayudarles a reconocer los colores requiere paciencia y comprensión, es un proceso largo y debemos hacer que sea divertido. Tienes muchas posibilidades durante todo el día para enseñarselos:
  • La hora de la comida es un buen momento para jugar con los colores.
  • Decora su habitación con colores primarios.
  • Aprovecha el paseo para jugar a reconocer objetos de un mismo color, por ejemplo coches de un mismo color.
  • Léele cuentos que hable de los colores.
  • Cuando le vistas ves nombrándole los colores de sus ropas.

Los tres cerditos aprenden los colores

Juegos para enseñar los colores

Bloques de colores Jugar con el niño a separar los colores por bloques del mismo color. El objetivcomo se aprenden los coloreso es trabajar con un solo color cada vez. Plastilina Jugad con plastilina de diferentes colores, moldeando soles, frutas, coches, pelotas. Es una buena manera de trabajar los colores y la motricidad fina. Si vuestro niño es menor de 3 años es mejor que la hagáis en casa con harina, agua y colorante alimentario.  Pizarra Si tu niño tiene más de 3 años, coloca una pizarra donde pueda experimentar con tizas de colores, a los niños les encanta pintar en las paredes y aprenderá los colores sin darte cuenta.                    

5 razones para no regalarle un perro a tu hijo

5 razones para no regalarle a tu hijo un perro

  1. NO lo sacará a pasear
  2. NO recogerá las cacas.
  3. NO limpiará los pelos del sofá
  4. NO lo bañará
  5. NO le pondrá la comida ni el agua

A pesar que te prometa y prometa que lo hará, la realidad es que sólo la primera semana cumplirá con todas sus obligaciones, la segunda habrá olvidado todas sus promesas y la tercera ya estarás totalmente arrepentida de haber traído al pobre animalito a casa, pero ya no hay vuelta atrás,

valeriaycarolina

así que tu asumes todas las responsabilidades, incluido sacarlo a pasear antes de irte al trabajo....recoger sus "caquitas" y bueno, haciendo amigos, que paseando al perro he conocido a gente majísima.

5 razones y más para  regalarle a tu hijo un perro

  1. serán compañeros de juegos
  2. el amor de un  perro es incondicional
  3. aprenderá a ser esponsable de otro ser vivo
  4. está demostrado que los niños con animales en casa mejora el sistema inmune
  5. y la más importante: "Harás muy feliz a tu hijo"
y no olvides
  • conocerás a mucha gente cuando lo saquéis a pasear al parque.

Obviamente estás razones no me las he inventado yo,  hay  multitud de estudios, artículos,  libros , ... que explican los beneficios que tendrá para tu hijo y tu familia tener una mascota en casa,  el psicólogo alemán Dieter Krowatschek  en su libro "Los niños necesitan animales de compañía" , dice que  entre los niños y los animales  se producen unos  lazos afectivos muy sólidos, que hacen aumentar la autoestima del niño.

Además, con  tu ayuda y tu educación  hará  que nuestro hijo vaya asumiendo, poco a poco, las responsabilidades que implica tener una mascota.  Tampoco esperemos que el niño se implice voluntariamente en el cuidado (lo digo por experiencia) , como en el resto de facetas, debemos de educar  al niño a cuidar de su mascota:  cepillarlo, darle de comer, sacarlo a pasear, recoger "las caquitas".

gato

En mi casa siempre tuvimos animales, y  no he olvidado a ninguno como aquellos pollitos que regalaban a nuestras madres en el mercado, o  los hamster que mi hermano enseñaba a abrir puertas con palancas siguiendo las teorias conductistas de Skinner, de ahí debió surgir mi vocación por la

psicología, y por supuesto a mi perrazo Alazán, gracias a él perdí el pánico que tenía a los perros.  Mi padre decidió que la mejor manera de perder el miedo que tenía a los perros era teniendo uno y funcionó.

Cómo afrontar los suspensos

¿Qué ocurre si tu hijo ha suspendido?

Ya he llegado el momento más temido del curso escolar, la entrega de las notas finales y posiblemente los suspensos. ¡Dios mío!, te ha traído suspensos, no te lo puedes creer.... Respira profundamente y  cuenta hasta 10 o hasta 1000... Sé sincero contigo mismo,  tampoco te ha venido tan de sorpresa, demasiadas horas delante de la tele, del móvil o de la tablet. 

-- ¿no tienes nada que estudiar?.

 -- no que va, si ya me lo sé.

 -- ¿y deberes?, ¿no te han puesto deberes hoy?.

 -- los he hecho en clase.

-- pero, en clase ¿no avanzáis materia?.

  seguir leyendo

Como desarrollar la atención en el niño

Cómo desarrollar la atención en el niño

Cuanto más abiertos estemos hacia nuestros propios sentimientos, mejor podremos leer los de los demás. Daniel Goleman

Nuestros hijos reciben muchos más estímulos de los que nosotros recibíamos en nuestra infancia, crecen en una realidad diferente, una realidad en la que están más desconectados físicamente de sus semejantes, pero más conectados con las máquinas.  Esta excesiva cantidad de estímulos no facilitan la concentración, deben hacer un gran  esfuerzo para no hacer caso a los estímulos que reciben constantemente, enfrentándose continuamente a la distracción. Entonces, ¿Cómo podemos ayudarle para que desarrollen la atención? No es una tarea fácil  porque tenemos muchos enemigos (estímulos), pero con algunas recomendaciones y constancia podemos conseguir que desarrollen el hábito:
  • practicar una sesión diaria de "respiracion", tumbados con su peluche favorito, contando el ritmo de respiración (1-2-3).
  • estableceremos periodos de atención o  tareas con una duración concreta, el tiempo variará dependiendo de la edad del niño:

- 0 a 1 año 2 a 3 minutos

- 1 a 2 años 7 a 8 minutos

- 2 a 3 años Hasta 10 minutos

- 3 a 4 años Hasta 15 minutos

- 4 a 5 años Hasta 20 minutos

- 5 a 6 años Hasta 25 minutos

  • Intercalaremos  los periodos de atención con periodos de descanso.  
  • practicar cada día alguna tarea de atención, no tiene porque ser siempre tareas escolares, altérnalas con juegos.
  • motívale alavándole sus periodos de atención.
  • dales ejemplo no permitiendo que tu móvil interrumpa tus actividades. 
  • juega con ejercicios que estimulen la atención: rompecabezas, encontrar las diferencias, juegos de parejas, juegos de mesa, ...
No olvidemos que la falta de atención no es sólo un mal de los niños, es un mal de nuestro tiempo.

Recursos:

Programa desarrollo emocional.  Actividades para el alumno en casa  Meditación para niños Pautas para trabajar la atención