Los smartphones y la educación

Los smartphones y la educación

No hay día que ojeando  la prensa o simplemente navegando por la red me encuentre cientos de articulos sobre lo perjudicial que es el uso de los smartphone en nuestros hijos y en nosotros mismos, he intentado buscar estudios serios sobre cómo afecta en su desarrollo, y no he encontrado ninguno en español.  Por cierto, mientras escribo esta articulo, tengo a mi hijo adolescente de 15 años sentado a mi lado, con su smartphone en la mano, sin entrometerme en su espacio, disimuladamente miro con el rabillo del ojo que está haciendo: escucha música, mientras lee un artículo del Barça.  Es domingo  por la tarde, estamos en la sala de lectura de una casa rural,  llueve, truena.  Podría estar leyendo un libro, es cierto, pero ha elegido estar con su teléfono, que ya no es un teléfono, es un aparato con el que escucha música, lee, ve series, mira videos en youtube, se comunica con el exterior, dicho  así es un invento fenomenal, ¿no?.

seguir leyendo

Gamificación en la educación o como divertirse aprendiendo

El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.

Pablo Neruda

La importancia del juego

Los niños juegan desde sus primeros meses de vida, a partir de los 3 meses empiezan a reaccionar a los sonidos y a movimientos de sonajeros, luces y móviles. Jugar estimula y ayuda en  el desarrollo de la motricidad fina y gruesa,  aumenta su conciencia corporal, así como el desarrollo social y emocional.

seguir leyendo

Como aumentar la concentración estudiando

Seguro que más de una vez has pensado que no estás suficientemente concentrado para estudiar y te gustaría saber como aumentar la concentración esudiando. Aquí tienes algunos consejos que puedes  poner en práctica para ti y para tus hijos:

Prepara el ambiente

Tener un lugar concreto de estudio es fundamental,  tiene que estar bien iluminado, alejado de  fuentes de ruido (TV, vecinos, familia) , disponer de una mesa amplia y una silla adecuada. Poner música agradable, que no sea una fuente de distración, puede ayudar a la concentración.

seguir leyendo

Cómo conseguir que tus hijos odien la lectura

Tienes un deseo o motivación, realizas una acción, obtienes una recompensa, si repites esta rutina suficientes veces, estarás creando un hábito, porque cada vez que realizamos  una acción por la que obtenemos una recompensa, nuestro cerebro, que es "ahorrador por naturaleza"  convertirá esta rutina en una acto automático, simplemente para ahorrar recursos.

seguir leyendo