Cómo desarrollar la motricidad fina

Hace unos días una amiga me consultó como podía enseñar a su hijo a coger el lápiz de forma adecuada, porque David, con 7 años todavía no sabía hacer "la pinza digital" correctamente.

La motricidad fina es  la capacidad ppinza digitalara producir movimientos pequeños y precisos, y necesitan la coordinación ocular, coordinación ojo-mano y coordinación ojo-pie, por ejemplo ensartan unas bolitas en un hilo, recoger objetos pequeños con los dedos o coger el lápiz. La pinza digital consiste en el control voluntario de los dedos índice y pulgar para manejar adecuadamente el lapicero.

David vino a verme y puede comprobar que además de coger el lápiz inadecuamente, escribía con muchas dificultades y  también tenía problemas de lectura, en cambio dominaba perfectamente el lenguaje oral, tenía un vocabulario adecuado a su edad. El aprendizaje de la lectura y la escritura deben ir unidas porque ambos se dan gradualmente e interactúan.  Para que David pudiera escribir mejor, con un nivel adecuado a su edad, tenía que practicar la lectura, y practicar la pinza.

¿Qué ideamos?

En relación a la escrítura teniamos que volver atrás con David,  reforzarle en casa con ejercicios divertidos para practicar la motricidad fina, por ejemplo, trabajar con plastelina, jugar con canicas, coser con agujas adecuadas a su edad, jugar con mandalas magnéticos, con tangram enseñarle a hacer ganchillo. Los objetivos de estas actividades son:
  • Fomentar el ejercicio de los dedos índice y pulgar para el buen agarre de la pinza.
  • Lograr movimientos precisos.
  • Desarrollar el control viso-motriz
  • Fortalecer los movimientos bimanuales
 
  • Hablar con su tutora para que lo corrigiera cada vez que cogiera el lápiz incorrectamente.
  • Utilizar lapices  con adaptadores triangulares pinza digital
    En relación a la lectura, hicimos algunos ejercicios de deletreo de palabras y David no tuvo ningún problema en deletrearlas de memoria. Sus dificultades se centraban en la escritura y la fluidez de la lectura. Era muy importante organizar sesiones divertidas y que sobretodo no se frustara con los ejercicios que hicieramos. Intercambiamos actividades más lúdicas como por ejemplo jugar con plastelina, coser, puntear un dibujo, pintar con ejercicios de lectura y escritura. Los ejercicios de escritura los organizamos escribiendo en papel y también en pizarra. En general a los niños les gusta más escribir en pizarra que en papel. Llevamos dos semanas trabajando, y por ahora, le encanta venir. Os seguiré contando su evolución

Fomentar la creatividad en los niños

Cuando hablamos de creatividad, en general pensamos en ser artistas, pintores, escultores, actores, ¿qué quiere decir ser creativo?, ¿sólo son creativos los artistas? 

 

"Todo niño es un artista, el problema es seguir siendo un artista cuando creces"

Pablo Picasso

   

Cuando te enfrentas a un "problema" y para resolverlo utilizas una solución única, estás utilizando un pensamiento convergente, una solución convencional, una solución en un único plano. Ahora piensa en todas las acciones que haces cada día y pregúntate ¿cuántas de estas cosas puedes hacer de diferente manera?, busca una solución que no se corresponda con un patrón definido, por ejemplo puedes  utilizar el método del "brainstorming", apunta todas la ideas que se te ocurran, aunque sean disparatadas, no pongas ningún límite. Seguro que surgen soluciones innovadoras, estás utilizando el pensamiento divergente. 

El pensamiento divergente es un proceso mental que se utiliza para generar ideas creativas y la creatividad puede entrenarse, como cualquier actividad, si practicas más, más excelente serás en esa actividad. 

El pensamiento creativo se caracteriza por:

  • Fluidez
  • Flexibilidad
  • Originalidad
  • Capacidad de desarrollo

Algunos consejos para aumentar tu creatividad y la de tus hijos:

  • Piensa en todas las acciones que haces cada día y ahora pregúntate ¿cuántas de estas cosas puedes hacer de diferente manera?. Por ejemplo cuando cocines, innova tus recetas, prueba variedades de recetas simples, seguro que alguna te encantará. 
  • Invéntate cuentos y pídele a tu hijo que siga la historia o cámbiale el final de los cuentos tradicionales.
  • Invierte los papeles con tu hijo, tú eres el hijo y el papá o la mamá. Ofrécele la oportunidad que resuelva un conflicto típico entre vosotros.
  • Disfrazaos y juega on ellos a invertarse historias. 
  • Rodéate, rodéale de arte, visita museos, dibuja, pinta, haz esculturas, escucha música, toca instrumentos. 
  • Estimula vuestros cinco sentidos en la vida cotidiana y con juegos.

Y no olvides que aunque no todas nuestras ideas sean geniales, si practicamos mucho alguna será buena: al aumentar el número de ideas aumentan la posibilidades de tener buenas ideas.  

RECURSOS En Educapeques encontrarás algunas fichas muy interesantes para estimular la creatividad de tu hijos. En TED puedes ver está interesante charla "Lo que los adultos pueden aprender de los niños"

Cómo enfrentarse al bullying

El bullying es un tema a la orden del día, pero no es un tema nuevo.

Haciendo memoria recuerdo como en mi clase de EGB, se hacía bullying a algunos compañeros.  A mi amiga Teresita, la llamaban "Naranjito" no sé muy bien porque motivo,  pero se lo decían para reírse de ella.

Yo no sufrí bullying en el cole, pero sí, en la calle donde vivíamos. Me llamaban "pechos lisos", el motivo supongo que es obvio...recuerdo el pavor y el miedo que tenía al tener que ir a mi casa y pasar por delante de la puerta del futbolin, y cómo a veces daba una gran vuelta para evitar el "maldito camino".  Un día me enfrenté a uno de ellos, le dije que me lo repitiera en la cara, se llamaba Jose Antonio, era 3 años mayor que yo y me sacaba 3 palmos, obviamente lo repitió  y no tuve otra opción que pegarle una torta, el quiso devolvermela, pero otros le frenaron. Siguieron llamándome "pechos lisos" hasta que se aburrieron, o me olvidaron y yo  tardé muchos años en superar el complejo de mis pechos pequeños.

Mi hija también sufrió bullying cuando tenía unos 7 años y nos mudamos a otra ciudad. Una niña le cogió manía y no quería que nadie hablara con ella, imponía su ley, la ley del más fuerte y las otras niñas más débiles le hacían caso. Ver a mi hija cómo salía llorando del colegio me partía el alma. Hablé con su tutora y no consiguió resolver nada. Se me ocurrió hablar con otras mamás, con hijas más afines a la mia, y empecé a organizar barbacoas, salidas al cine, con otras niñas, para que hicieran "grupo" y lo conseguí, mi hija hizo un grupo de buenas amigas y la "otra" no tuvo otro remedio que ceder.

 

¿Tuve suerte?, ¿Eran muy pequeñas y no tan malvadas? ¿Sólo había una? No sé, lo cierto es que pude resolver el problema, pero sé que la mayoría de las veces es muchísimo más difícil, sobre todo si el bullying viene de un grupo. Estar pendiente de nuestros hijos, ver si salen con sus amigos, si le invitan a cumpleaños, si sale sólo del cole, ... es el primer paso para ver si sufre algún tipo de acoso. Y si lo sufre, lo primero es hablar con la dirección del colegio. Y si no saben o no pueden resolver el tema, debemos hacerlo nosotros, porque estas situaciones pocas veces las resuelve el tiempo y el sufrimiento, porque todavía hoy y después de muchos años, me sigue dando pudor hablar de "mis pechos lisos".

 

¿Cómo nos puede ayudar la programación neurolinguística?

El mapa no es el territorio
El territorio hace referencia a la realidad, mientras que el mapa es la representación que cada uno de nosotros nos hacemos de la realidad. Nosotros no nos relacionamos directamente sobre el mundo real. No hay una única realidad, hay tantas realidades como personas. Construimos nuestra realidad pasándola por tres filtros:
  • los metapatrones,
  • los sistemas representacionales
  • las creencias

¿Qué son los metapatrones?

el mapa no es el territorioSon nuestros marcos de referencia, son patrones internos que hemos construido para relacionarnos con el mundo,  hacen que distorsionemos, eliminemos y generalicemos la información que recibimos. Utilizamos un metaprograma determinado para relacionarnos y actuar en un contexto.

¿Cómo se construyen los metapatrones?

Los metapatrones personales son el resultado de las experiencias vividas, nuestras creencias, nuestros valores, nuestra formación. Un metapatrón va construyéndose y puede modificarse, de forma voluntaria o involuntaria.

¿Qué son los sistemas representacionales?

Tenemos cinco sentidos y captamos el mundo a través de ello, pero cada persona tiene un sentido dominante que usa con más frecuencia. 

¿Cómo reconocer cual es tu sentido dominante?

Vamos a hacer un ejercicio, siéntate con tu hijo y dile que te explique lo que ha hecho durante el día y después explícaselo tu. Graba la conversación. Después escúchala y busca expresiones cómo:
  • visuales: “a simple vista”, “está bien visto”, “ ¿Ves lo que te digo? ”, “ya veremos”.
  • auditivos: “inaudito”, “llamar la atención”, “oídos sordos”, "no me suena".
  • kinestésicos: "me sabe mal", "me gusta el ambiente", "poner el dedo en la llaga".

En algunos casos será muy fácil reconocer con el lenguaje el sentido dominante, en otros casos nos resultará más complicado. Otras características qué pueden darte una pista son:

los sentidos representacionalesVisuales:
  • aprenden más fácilmente con diagramas, esquemas
  • prefieren leer a escuchar para asimilar un concepto
  • tienen sentido espacial
  • recuerdan las caras
  • escriben las cosas para recordarlas
Auditivos:
  • aprenden más fácilmente si le explican verbalmente
  • Le gusta hablar para resolver los problemas y hacer muchas preguntas
  • piensan en voz alta
  • se centran mucho en las palabras que utilizan, buscando siempre la más apropiada
  • les gusta mucho hablar y escuchar
  • les gusta la música
  • los auditivos tienen un pensamiento secuencial
  Kinestésicos:
  • aprenden experimentado
  • les gusta el contacto físico
  • tienen muy desarrollado el sentido del ritmo y la coordinación
  • son muy efectivos en la utilización de la motricidad fina
 

¿Cómo nos puede ayudar la programación neurolinguística?

Conocer nuestro sentido dominante y el de otras personas sirve para mejorar nuestras relaciones personales, para saber porque reaccionamos e interpretamos la realidad de determinada manera, es decir, conocernos mucho mejor, para facilitar el aprendizaje. Aunque todos tenemos un sentido dominante, también podemos cambiar de sentido dependiendo del contexto.

¿Sabes cuál es tu sentido dominante?.