Paola y la luna

Paola y la luna

A Paolita le encantaba asomarse a la ventana y mirar la luna. Cada noche antes de dormir la miraba hasta que mama-conejo la obligaba a meterse en la cama.

- Venga Paolita a dormir que mañana tienes que madrugar.- Le decía mama-conejo. Un noche que el cielo estaba muy obscuro Paola se asomó a la ventana para ver a la luna, però aquella noche la luna no estaba en el cielo. Paola miró y miró pero no había rastro de la luna. - Mama, mama la luna no està está noche. Le dijo a mama-conejo - Venga Paolita a la cama, le dijo mama-conejo - Peró mama la luna no está. - No te preocupes que seguro que mañana volverá. A la mañana siguiente, se lo contó a su amigo Mo. - Mo, anoche la luna no estaba en su casa - Seguro que estaba cansada y se había ido a dormir, o quizás se fue de viaje. Pero ya no hablaron más de la luna porque Samuel, el ratón, llamo a Mo para jugar a la pelota y Mo se fué corriendo trás la Samuel y la pelota. Aquel día Paola lo pasó muy nerviosa Paola, estaba deseando que llegara la noche para ver si había vuelto la luna. Cayó la noche y Paola corrió a su habitación para asomarse a la ventana. ¡Qué horror la luna tampoco estaba! se había marchado sin despedirse de ella. Pasaban los días y la luna no volvía. ¡Qué pena que estuvieran de vacaciones en la escuela! seguro que el profesor Panda sabría que le había pasado a la luna. Una noche Paola salió al jardin a buscar agua al pozo, estaba más fresca y Mamá coneja se pondría contenta, al asomarse al pozo, ¡Qué sorpresa !la luna estaba dentro, seguro que se había caído dentro. Paola cogió el cubo y lo bajó hasta el agua, metió la luna en él y empezo a tirar con fuerza, el cubo pesaba mucho. - Venga un último esfuerzo : se dijo Paola y tiró muy fuerte El cubo salió disparado y Paola se cayó de culo en el suelo. Cuando miró para arriba vió la luna en el cielo. ¡Qué contenta estaba Paola había salvado a la luna!

Acerca de Carme

Cuentos infantiles y clásicos, recursos educativos gratis, psicologia infantil. Guía infantil para aprender, divertirse y educar a nuestros hijos.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario