Ejercicios con sumas. Ejercicios interactivos.

Sumas del 1 al 10


Aprende a sumar sin llevar

Vamos a sumar sin llevar

¿Cómo te llamas?

  • ¿Cúanto es 6 + 2?
  • 6
    8
    7

  • ¿Cúanto es 5 + 1?
  • 8
    5
    6


  • ¿Cúanto es 8 + 2?
  • 6
    8
    10


  • ¿Cúanto es 2 + 5?
  • 6
    8
    7

  • ¿Cúanto es 7 + 2?
  • 9
    8
    10


  • ¿Cúanto es 3 + 4?
  • 6
    8
    7


  • ¿Cúanto es 5 + 3?
  • 8
    9
    10

  • ¿Cúanto es 4 + 5?
  • 10
    8
    9

  • ¿Cúanto es 3 + 3?
  • 6
    5
    4



Repasa las sumas sin llevar con este divertido video


Pequeñina aprende a sumar sin llevar


Pequeñina tiene que hacer las tareas del colegio y hoy le han enseñado a sumar, pero parace que no se le da demasiado bien. Papa cerdito le enseñará a sumar. ¿Quieres aprender con pequeñina?

Matemáticas de 3ª primaria: problemas y ejercicios para resolver

Matemáticas primaria

  seguir leyendo

Aprende las tablas de multiplicar

Trucos y consejos para aprender las tablas de multiplicar

Si quieres aprender definitivamente las tablas de multiplicar sigue los consejos que te damos en el siguiente video, no te olvides de repasarlas salteadas y hacer los ejercicios para aprendertelas definitivamente.  
 


Repasando las tablas de multiplicar



 
  • 5 x 4

    20  19  21

  • 7 x 5

    36  34  35

  • 9 x 7

    63  56  72

  • 9 x 9

    78  81  82

  • 4 x 7

    29  27  28

  • 6 x 9

    56  64  54

  • 3 x 7

    19  21  26

  • 9 x 4

    36  34  37

  • 8 x 6

    36  48  47

  • 9 x 5

    43  44  45

Aprender a leer: las sílabas ba be bi bo bu

Hoy vamos a aprender jugando palabras con la letra B:

  • Leeremos un cuento.
  • Mamá cerdito nos enseñará a leer palabras con b
  • Aprenderemos palabras que empiezan por b
 
b ba batido
b be beso
b bi bigote
b bo botella
b bu burro

El cuento de la B

   

El Cuento de la letra B: La ballena que no sabía nadar

Había una vez una ballena que no sabía

nadar, cada día se quedaba cerca de la orilla donde podía

hacer pie.

Las otras ballenas la invitaban a nadar hacia las profundidades del mar, donde el mar es más

bravo y brillante, pero la ballena no se atrevía a alejarse

de la orilla.

Cierto día una bonita gaviotagaviota copia se posó sobre su lomo.

—¿Qué haces en la orilla? —preguntó la gaviota.

—No sé nadar —respondió la ballena.

—Eso no puede ser,  eres una ballena , grande y bella — contestó la gaviota.—Sígueme. —le gritó desde el cielo. —Confía en tu naturaleza.

La ballena dudó, pero decidió hacer caso a la gaviota.

Al principio sintió el miedo en sus aletas,

pero dejó de pensar en el miedo y se concentró en el agua, en el viento y en los olores.

—Estoy nadando —gritó a la gaviota.

Desde aquel dia la ballena y la gaviota se hicieron amigas de viaje y si algún día vas en barco, seguro que las verás.