Cómo enfrentarse al bullying

El bullying es un tema a la orden del día, pero no es un tema nuevo.

Haciendo memoria recuerdo como en mi clase de EGB, se hacía bullying a algunos compañeros.  A mi amiga Teresita, la llamaban "Naranjito" no sé muy bien porque motivo,  pero se lo decían para reírse de ella.

Yo no sufrí bullying en el cole, pero sí, en la calle donde vivíamos. Me llamaban "pechos lisos", el motivo supongo que es obvio...recuerdo el pavor y el miedo que tenía al tener que ir a mi casa y pasar por delante de la puerta del futbolin, y cómo a veces daba una gran vuelta para evitar el "maldito camino".  Un día me enfrenté a uno de ellos, le dije que me lo repitiera en la cara, se llamaba Jose Antonio, era 3 años mayor que yo y me sacaba 3 palmos, obviamente lo repitió  y no tuve otra opción que pegarle una torta, el quiso devolvermela, pero otros le frenaron. Siguieron llamándome "pechos lisos" hasta que se aburrieron, o me olvidaron y yo  tardé muchos años en superar el complejo de mis pechos pequeños.

Mi hija también sufrió bullying cuando tenía unos 7 años y nos mudamos a otra ciudad. Una niña le cogió manía y no quería que nadie hablara con ella, imponía su ley, la ley del más fuerte y las otras niñas más débiles le hacían caso. Ver a mi hija cómo salía llorando del colegio me partía el alma. Hablé con su tutora y no consiguió resolver nada. Se me ocurrió hablar con otras mamás, con hijas más afines a la mia, y empecé a organizar barbacoas, salidas al cine, con otras niñas, para que hicieran "grupo" y lo conseguí, mi hija hizo un grupo de buenas amigas y la "otra" no tuvo otro remedio que ceder.

 

¿Tuve suerte?, ¿Eran muy pequeñas y no tan malvadas? ¿Sólo había una? No sé, lo cierto es que pude resolver el problema, pero sé que la mayoría de las veces es muchísimo más difícil, sobre todo si el bullying viene de un grupo. Estar pendiente de nuestros hijos, ver si salen con sus amigos, si le invitan a cumpleaños, si sale sólo del cole, ... es el primer paso para ver si sufre algún tipo de acoso. Y si lo sufre, lo primero es hablar con la dirección del colegio. Y si no saben o no pueden resolver el tema, debemos hacerlo nosotros, porque estas situaciones pocas veces las resuelve el tiempo y el sufrimiento, porque todavía hoy y después de muchos años, me sigue dando pudor hablar de "mis pechos lisos".

 

Acerca de Carme

Cuentos infantiles y clásicos, recursos educativos gratis, psicologia infantil. Guía infantil para aprender, divertirse y educar a nuestros hijos.
Marcar el Enlace permanente.

12 comentarios

  1. Que verdad es que el bullying es un gran problema en la actualidad y que en nuestra mano está intervenir. Enhorabuena por tomar la iniciativa con tu niña para solucionar el problema y gracias por contarnos tu experiencia, creo que puede ser de gran ayuda para las personas que sufren este problema. Muy bien abordado el tema

  2. Yo tengo pavor al bullyng, pero fíjate que en principio no temo a que se lo hagan a mis hijos, mi mayor miedo es que sean ellos quienes se lo hagan a alguien. No porque sean malos niños, son muy pequeños y no tienen esa maldad aún. Lo digo porque no sé que es lo lleva a un niño a hacer bullyng a otro, no sé si la culpa está en los padres, en los amigos, en los centros educativos…. lo que sí es cierto es que algo falla y que cuando pasa algo así desde el colegio deberían saber defender a la víctima y creo que en muchos sitios esto no es así. En fin, me alegro muchísimo de que tu hija pudiera superar, gracias a tu esfuerzo, la situación y lamento que de pequeñas lo sufrieras tu. Besos

  3. La Leonera Potinguera

    Me ha encantado tu post, y me ha dado pena lo de tu hija, pero me alegro de que lo hayas solucionado.
    Yo si sufrí el “bullyng” como lo dicen ahora, durante 15 años, hasta que descubrí que a los 16 años ya no tenía que seguir yendo al instituto y me largué.
    Sé que las que leais esto pensaréis que es una burrada, pero durante los años 90, esto no se tomaba en serio, la culpa siempre la tenías tú, y los profesores no te ayudaban en absoluto. Al menos a mí no me ayudaron, y lo único que te queda es ir tirando y no olvidar que fuera de las clases tienes una familia que te quiere y te acepta tal y como eres… Y también ese incentivo de irte a mitad del campo todos los fines de semana y corretear libremente como si de Heidi te tratases.
    Eso es lo que me ayudó a sobrevivir todos esos años.
    Yo siempre pienso, que a pesar de que mi vida escolar ha sido un fracaso, mi vida familiar ha sido plena, y la de mis compañeros no. Porque si unos niños necesitan hacer eso, es porque desde luego algo no funciona bien en su cabeza.
    Tampoco voy a negar que cuando ha llegado el momento de defenderme, lo he hecho con uñas y dientes, porque el instinto de supervivencia lo llevamos bien impreso en los genes, y mi familia siempre me ha educado en el plan “si te pegan, responde” y mas de una vez respondí…
    Ahora que ya soy mayor, todas las historias que has tenido en la infancia y en la adolescencia, me han servido para poder enfrentarme al mundo, y hacerme de acero, porque desde luego, a la gente le gusta dar el coñazo de mil maneras distintas…
    Y voy cortando, porque te he puesto un pedazo de comentario… ¡¡jajaja!!

  4. ¡Hola, Carmen! Creo que te entiendo perfectamente. De pequeña, cuando me pusieron gafas, un niño me retiró la silla justo cuando iba a sentarme y me di un golpazo increíble. Tuve “suerte” de que la maestra que tenía en ese curso era increíble y enseguida se puso en contacto con los padres del niño y con los míos. La solución no es cambiar a la víctima de colegio. La solución es que haya programas de prevención de acoso escolar, que los docentes estén formado en ello, que se trabaje la educación emocional y los valores en el aula, que se realicen dinámicas para fomentar el trabajo en equipo y el compañerismo (madre mía, que me sale mi vena pedagoga y educadora :D). Pero claro, también nos encontramos con la problemática de que no todos los docentes denuncian el acoso. De hecho, a mí me han contado cosas que te costaría un montón creer pero que son ciertos. Como por ejemplo… “si te pegan, te harás más fuerte”. Eso dicho por un profesor a un estudiante. ¿Se hizo algo con ese profesor? Nada de nada. La dirección le protegió cómo si no hubiera mañana… En fin, Carmen, siento mucho lo de tu hija.

  5. Hola. Que tema más difícil de llevar. No se sabe si la decisión que se toma es la correcta. Tengo dos niños y sé que a veces lo que se empieza como un juego llega a convertirse en al más. Hay que estar atentas a las señales y pedir ayuda. Sobre los docentes es otro tema, a veces miran para otro lados, pero hay casos que si ayudan. Siento tu experiencias. Ánimo. Besos.

  6. Hola! Es un tema horrible esto del bullying y las consecuencias que tiene…. Yo de pequeña sufrí tenia un compañero que solo me hacia mas difícil el ir día a día al colegio aunque después del colegio nos llevábamos bien, era algo raro de entender, pensándolo ahora…..
    Me gusta mucho tu iniciativa, ojala fuera tan fácil la solución para los mas peques… pero por desgracia se cierran tanto que es difícil dar con el problema…
    Gracias y enhorabuena por hacer que tu peque haya pasado rápido por ese mal trago.
    Un saludo

  7. En mi opinión el bullying siempre ha existido solo que, sin “nombre propio” y, con la diferencia de que hace unos años era todo menos global por lo que, aunque un niño o niña se metiera contigo, podías hablar con gente de otras clases, apuntarte a extraescolares… hacer nuevos amigos y enfocarte en otras personas que sí valiesen la pena. Algo similar a lo que has hecho con tu hija, haciendo que se juntase con otras niñas como ella y que así no hiciesen caso a la que quería aislarla.

    Un saludo 🙂

  8. El bullying es un tema que hoy en día no para de hablarse de ello, pero siempre ha existido pero nunca hasta ahora se le había dado tanta importancia. La gente decía no es un tontería! Y no no lo se! El problema es que hasta que no lo vives no lo entiendes! Yo fui víctima durante practicante toda mi infancia en el colegio. Hay que pararlo y si el niño le cuenta a papa, a mama o los profesores. Se le escuche, y se le ayude desde el minuto uno! Estoy harta de oír “es cosa de niño”. Porque es algo muy serio! No es maltrato físico pero si moral. Y ese señores duele muchísimo más.

  9. Paula Alittlepieceofme

    A mi me alegra que este problema que es el bullying de unos años a esta parte se haga público y la gente se entere de que existe. En mi colegio decían que solo eran bromas de niños…espero que hayan cambiado de mentalidad porque vaya tela…Bss.

  10. Es una situación que lamentablemente esta a la orden del dia, desde casa tenemos que orientar el respeto y los valores, pero sobre todo a saber defenderse porque no siempre todos van con una linea de educación y visión sobre el resto adecuada. Me gusta como lo has expuesto, creo que es necesario mayor difusion.

  11. Hola 🙂

    Este tema siento sea tan delicado y ha crecido terriblemente, entre los alcances que se tienen hoy en dia con la tecnología, que antes tambien existia solo que era de otra forma y en otros alcances , si es que nos enterábamos.

    Siento tambien sea por que el mundo en general esta pasando por momentos de descargar la frustración y miedos por donde sea, las familias estan menos unidas, hay menos momentos reales con los niños o tambien hay padres presentes pero ausentes en la comunicación.

    Entablar comunicación real con tus hijos siento deberia ser la clave, sin mentiras, sin rodeos, hablando de los temas que hay y que existen sin ocultar. Educar desde la empatia y el respeto sin mezclar el respeto por expresarte sin mirar a quien dañas.

    Ojala nunca nadie tuviera que vivir esto, en la escuela, en casa… en ningún lugar.

  12. Yo lo sufrí de pequeña, tengo miopía magna y usaba gafas de culo de botella y un parche color carne, en clase me llamaban Rompetechos y me ponían cosas delante para ver si las veía, la zancadilla… lo pasé fatal.

Deja un comentario